Actividades para estimular la creatividad de los niños
La creatividad es una facultad que no sólo nos sirve para desarrollar actividades artísticas como pintar o escribir, sino que nos proporciona herramientas en muchas áreas claves para nuestro desarrollo emocional y social, como son la resolución de problemas, la superación de obstáculos, expresarnos y conocernos mejor o la mejora de nuestras habilidades sociales y nuestra relación con los demás.

Por ello, resulta especialmente importante comenzar a fomentar esta creatividad desde niños. Todos, cuando nacemos, tenemos esa capacidad muy desarrollada, pero en muchas ocasiones se da más importancia a la memoria o al razonamiento lógico en detrimento de la misma. Para evitar esto y permitir que el niño desarrolle todas sus capacidades creativas podemos realizar con ellos una serie de actividades como las que proponemos a continuación.

Dibujar y pintar: No le digas lo que debe dibujar, déjale que utilice su imaginación. De ese modo, adquirirá independencia y podrá experimentar. Si quieres que el dibujo sea aún más creativo, permítele pintar con las manos, implicando así el tacto y dando un plus diversión a la actividad.

- Permítele elegir: Diseña varias actividades adecuadas para la edad del niño y permítele, que elija los que quiere hacer. Por ejemplo, ponle varias sumas (cinco o seis) y dile que elija las dos que quiere hacer. Además de la creatividad, desarrollará su capacidad e tomar decisiones.

- “¿Qué pasaría sí…?: La imaginación es la base de la creatividad, y dejarla volar le permitirá desarrollarla. Proponle un ejercicio como “¿Qué pasaría si fueras una ardilla? ¿Si pudieras volar?, o cualquier otra que creas que le guste. Déjale imaginar.

– Inventar historias: Es un ejercicio que ayudará también a los adultos a mejorar su creatividad. Se trata de elegir varias palabras y crear una historia con ellas. Por ejemplo, “araña, ropa, cielo”. El único requisito es que la historia sea congruente.