Cómo motivar a los alumnos
Si hay una pregunta que se hacen los profesores todos los días es esta “¿Cómo puedo motivar a mis alumnos?”. Día tras día, los docentes se encuentran ante estudiantes que no sienten el mínimo interés por la asignatura que están cursando, por lo que una gran parte del resultado final dependerá de la habilidad del profesor para motivar a sus alumnos y lograr que se interesen por la asignatura.

Lograr motivar a los estudiantes no es imposible, y se puede lograr a través de una serie de pautas:

– Explicar la asignatura de forma clara: Muchos estudiantes no se motivan porque realmente no entienden las explicaciones del profesor, por lo que es importante que éste transmita sus conocimientos con claridad y, sobre todo, con entusiasmo. El entusiasmo es contagioso, y si un profesor explica de este modo, transmitirá parte del mismo a los alumnos. Lo mismo ocurrirá si es al contrario.

– Utilizar el refuerzo positivo. Tradicionalmente en la escuela se ha utilizado el castigo como medio para lograr que el estudiante rinda, pero de cara al estudiante es mucho más motivador el refuerzo positivo, consistente en reforzar respuestas y conductas correctas. Todo el mundo necesita reconocimiento y atención, por lo que esta motivación externa se termina transformando en interna.

– Dejar que los estudiantes participen. Nada hay más aburrido que una clase en la que el alumno tiene un mero papel pasivo. Es necesario permitir a los alumnos que participen en su propio proceso de aprendizaje. Es bueno que trabajen en grupo e incluso incentivarlos a tomar pequeñas decisiones sobre ciertos aspectos de la marcha de la clase o de la asignatura. De ese modo, el alumno se implica personalmente.