Consejos para crear un portafolio de trabajo
El portafolio de trabajo es una muestra de nuestros proyectos finales que son de gran ayuda para presentar tu experiencia laboral y tus habilidades tanto manuales como intelectuales. Este material es cada vez más importante para las empresas, tanto como el curriculum o la carta de presentación.

Aunque depende mucho de tu profesión y del tipo de trabajo que estás buscando. Si eres diseñador gráfico, diseñador Web, periodista o fotógrafo este portafolio es fundamental para ti, y seguramente te lo pedirán en muchas entrevistas de trabajo, si es que no lo han hecho ya.

Algunos consejos que necesitas tener en cuenta a la hora de preparar tu portafolio o portfolio como lo llaman algunos, es elegir el medio que vas a utilizar para presentarlo. Actualmente está muy de moda el entorno digital, así que en este post nos centraremos en esta forma de presentación y más adelante abordaremos el formato impreso.

Lo más importante de todo a la hora de crear tu propio portfolio es que diseñes tu propia imagen corporativa y la incluyas en cada página como una especie de símbolo que te represente. También es importante que aportes un toque especial y único a tu portafolio, para que resulte llamativo y sorprendente.

Ten en cuenta que actualmente un gran número de personas recurre a este tipo de presentaciones, así que tendrás que estrujarte bien el cerebro para alejarte de lo común y crear algo inolvidable. Una idea interesante es apostar por un estilo retro, envejecido o cualquier otro diseño que se te ocurra y que refleje tu personalidad.

Últimamente se ha puesto muy de moda fotografiarse uno mismo sujetando sus diseños, una idea original y fácil de llevar a cabo. Inspírate en este tipo de ejemplos para crear algo que se ajuste a lo que estás buscando. El portfolio puedes presentarlo en formato PDF, en tu propia página Web o blog, puedes incluso crear vídeos o animaciones, las posibilidades son infinitas.