Cursos de traducción
En un mundo cada vez más globalizado como el actual, cada vez adquiere más importancia la comunicación con lugares en distantes puntos del globo. Empresas de los cinco continentes trabajan en proyectos comunes, lo que hace necesario que la comunicación sea fluida y que el entendimiento sea perfecto. Lo mismo ocurre en los organismos internacionales y en otros muchos órganos donde conviven y trabajan personas de distintas nacionalidades.

Aunque muchos de estos contactos se realizan en inglés, otros idiomas se van abriendo camino, lo que hace que la formación en traducción sea cada vez más necesaria.

Si quieremos dedicarnos a esta profesión, además de tener un conocimiento profundo del idioma con el que vamos a trabajar, deberemos saber también otros muchos aspectos del idioma, para poder ejercer nuestro trabajo en cualquier ámbito. Por ello, si decidimos realizar un curso de traducción es necesario que contenga los siguientes aspectos:

– Traducción general, de textos no especializados.

– Traducción comercial, para los negocios.

– Traducción jurídica, para documentos y escritos de este tipo.

Traducción técnica: Se engloban en este campo todas las ciencias, como medicina, biología, etc, así como traducciones especializadas de informática, etc.

– Traducción literaria.

Los cursos deben ofrecer las técnicas necesarias para permitirnos que hagamos la traducción de forma correcta, ya que aunque muchos de nosotros traduzcamos de un idioma a otro en nuestro día a día, por nuestra profesión o porque nos gusta leer en una segunda lengua, es necesario, si nos dedicamos a ello profesionalmente, que la traducción sea especialmente correcta según las normas gramaticales del idioma al que traducimos.

También, si estamos decididos a dedicarnos a ello profesionalmente, es importante que el curso en el que nos matriculemos nos prepare para los exámenes y títulos oficiales de traducción.