Enseñar a leer a un niño
Normalmente es en el colegio donde nuestros hijos van a aprender a leer, pero la aventura de enseñar a un niño a leer sus primeras palabras es una de las experiencias más gratas que cualquier padre o educador puede experimentar. Además, el hecho de que un niño lea correctamente es necesario para su futuro, ya que leer correctamente implica comprender correctamente los textos que se leen, lo que le ayudará tanto en su futuro académico como profesional.

Existen diferentes técnicas para la enseñanza de la lectura, pero podemos comenzar por enseñarle las vocales y los número, aprendizaje que podremos realizar con cualquiera de los atractivos manuales que existen hoy en el mercado y que captan fácilmente su interés, haciendo que el deseo de aprender sea mayor. Si repetimos diariamente los conceptos aprendidos, el niño los irá fijando y poco a poco podrá relacionarlos con el entorno.

A continuación podremos enseñarle a leer palabras más sencillas que el niño utilice en su vida diaria, como los objetos de su habitación y otros de uso cotidiano. Se pueden escribir los nombres de los mismos en pequeños carteles para que el niño los vaya leyendo todos los días y fijándolos en su memoria.

Debes enseñarle los sonidos de las letras junto con su nombre. Por ejemplo, si queremos enseñarle la letra “c”, le diremos: esta letra se llama c y tiene dos sonidos, k y s. (casa y cereza). No debemos empeñarnos en que el niño lo pronuncie de forma perfecta al inicio cuando lee.

Enséñale siempre en letras minúsculas, ya que son las que el niño encontrará de forma habitual en los libros. Las mayúsculas representan tan son el 5% de las letras escritas, por lo que enseñarle en minúsculas le permitirá reconocer un mayor número de ellas.