La importancia de los exámenes
Los exámenes son uno de los momentos más importantes en la vida de un estudiante, es el instante clave en el que se demuestran sus conocimientos y la evolución de su aprendizaje, lo que provoca en muchos casos estrés y ansiedad. Aunque depende del tipo de examen y de la personalidad del estudiante.

Según una investigación realizada por la revista científica Science, este sistema de evaluación es mucho más positivo de lo que algunos creen, puesto que en el momento del examen el propio estudiante tiene unas pistas mentales más efectivas que cuando está estudiando.

Estas pistas reciben el nombre de mediadores y se definen como palabras, frases o conceptos que estimulan lo que el estudiante intenta recordar. Este planteamiento fue puesto a prueba con cien alumnos de un colegio universitario que estudiaron 48 pares de palabras en suajili y en inglés.

En una primera etapa, se pidió a los estudiantes que pensaran mediadores que relacionaran una palabra del suajili con otra del inglés como un método efectivo para memorizar la información. El resultado fue que los estudiantes que a mitad del proceso tuvieron que hacer un examen lograron un mejor resultado en la prueba final que los que, por el contrario, no fueron examinados. Por lo tanto, en opinión de muchos expertos, realizar un examen de prueba antes del auténtico puede ser una buena forma de lograr mejores resultados.

Aunque muchos estudiantes consideran que valorar el conocimiento de un alumno en un solo examen no es justo, ya que existen muchos factores que pueden disminuir los resultados, como por ejemplo los clásicos nervios y la ansiedad. Lo que provoca que muchos alumnos no obtengan las calificaciones que realmente merecen, en estos casos lo mejor es acudir a un experto para que nos ayude a relajarnos o tomar un infusión que ayude a tranquilizarnos.