Master Universitario de Formación del Profesorado
Anteriormente, quienes querían dedicarse a la docencia como profesores de Educación Secundaria en Institutos Públicos tenían que cursar el denominado CAP (Curso de Adaptación Pedagógica) que les proporcionaba, cualquiera que fuera la licenciatura que hubieran cursado, los conocimientos necesarios para poder desarrollar su labor docente.

Actualmente, este CAP ha sido sustituido por el Máster Universitario en Formación del Profesorado, que tiene tres especialidades, que son Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanzas de Idiomas y artísticas.

Quienes quieren dedicarse a dar clase en estos niveles educativos deben acreditar tener una preparación suficiente, tanto académica como pedagógica. La capacidad académica se adquiere mediante la titulación universitaria que hayan cursado, ya sea una mediante Licenciatura, Grado, Ingeniería, etc. y la capacidad pedagógica, seguramente la parte más complicada de aquellos que se dedican a la tarea de enseñar, se obtiene cursado este Máster.

Dicho Master consta de tres módulos, uno genérico, común a las tres ramas, otro específico, con un temario diferente dependiendo de la especialidad escogida dentro de cada rama de enseñanza que se imparte en estos niveles educativos, y uno práctico, que va a permitir a los alumnos enfrentarse por primera vez a una clase como profesores, como sucedía con el antiguo CAP. Para obtener la titulación ofrecida es necesario también que los estudiantes realicen un trabajo fin de Máster.

Dentro del Plan de Estudios del Máster existen asignaturas dirigidas formar pedagógicamente a los estudiantes, como aquellas relacionadas con la estructura y formación de la personalidad, los procesos y los contextos educativos y la educación en la sociedad actual. De este modo, quienes cursen dichos estudios van a aprender sobre procesos y estilos de aprendizaje, el desarrollo emocional e intelectual de los alumnos, etc., variables que les van a resultar muy útiles a la hora de enfrentarse a la diversidad de alumnado con la que se van a encontrar en las aulas.