Requisitos para ser profesor de educación física
El deporte es una gran afición que se puede convertir en profesión. Un claro ejemplo son todos aquellos profesionales que optan por ser profesores de Educación Física. Una profesión que, pese a que puede parecer fácil, exige mucho más allá que las capacidades físicas que tenga cada uno.

Requisitos

Aunque los requisitos para acceder a estos puestos, sobre todo, en el caso de los centros públicos pueden variar según la comunidad autónoma, es posible establecer unas condiciones generales para esta profesión.

La primera de ellas es tener el título de Magisterio para poder impartir docencia en los colegios y la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en el supuesto de que se quiera trabajar en institutos y universidades.

Otros requisitos aluden a la nacionalidad, que debe ser española o de un país miembro de la Unión Europea, así como la edad, siendo necesario ser mayor de edad, es decir, tener como mínimo 18 años.

Requisitos para ser profesor de educación física
Entre otras condiciones también figuran las capacidades funcionales para desarrollar la actividad física y no haber sido separado o inhabilitado de los servicios en las Administraciones Públicas.

Exámenes

Las personas que cumplen los requisitos previos pueden presentarse a los exámenes que comprenden diferentes pruebas dentro de las que figuran las teóricas para lo que se debe aprender el temario.

Dentro de los contenidos teóricos, por ejemplo, están todos los relacionados con la didáctica, la sociología de la educación, organización del centro escolar, la psicopedagogía de la Educación Especial y la sociología de la educación, entre otras.

Además, hay asignaturas troncales propias de la especialidad como el desarrollo evolutivo del niño y la maduración motora, patologías, trabajo físico y esfuerzo, habilidades perceptivo-motoras, métodos de enseñanza de Educación Física o las cualidades físicas, entre otras.

Y, por supuesto, para incorporarse a los centros públicos, se deben superar los exámenes de oposición en los que es indispensable tener la titulación que se exija para el puesto al que se opte.