Trabajos para aprender idiomas
Hablar y entender con fluidez un idioma se ha vuelto un requisito imprescindible en nuestros días si queremos desarrollar una carrera profesional tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Idiomas como el inglés siguen siendo las estrellas a la hora de escoger el idioma a aprender, pero idiomas como el alemán o el chino también se van abriendo camino debido a los cambios que se van produciendo en nuestro entorno.

Sin embargo, muchas veces simplemente estudiar un idioma en una academia o en una escuela no basta. Todos conocemos personas que llevan años y años estudiando y no son capaces de entablar una conversación en otro idioma. Si queremos realmente dominarlo y sentirnos confiados al hablarlo o escribirlo, la mejor solución es trabajar en un país donde se hable el idioma que hemos elegido.

- Una de las opciones en las que primero pensamos para trabajar en el extranjero es el trabajo de Au-pair, pero éste suele estar normalmente restringido a chicas jóvenes que cuiden de los hijos de una familia a cambio de alojamiento, comida y una pequeña asignación mensual. Sin embargo, tenemos a nuestro alcance otras opciones:

- Trabajos de verano: Tienen la ventaja de que se pueden desempeñar cuando estemos de vacaciones, aunque para algunos de ellos, sobre todo si se tiene contacto con el público, será necesario tener un nivel intermedio del idioma de que se trate. Pero incluso así son perfectos para practicar y aumentar nuestra competencia en dicho idioma. Los trabajos que se pueden desempeñar son muy variados, bien en campamentos de verano, en parques temáticos, en parques naturales, etc.

- Hostelería: Es sin duda una de las opciones más habituales y que más ofertas de plazas nos permiten encontrar. Puede ser de camarero, recepcionista, limpiador de habitaciones de hotel o cocinero.